LA CONFESION

DIOS LO BENDIGA FRANK Una tia mia me dijo que ella no creía en la confesión con un sacerdote ya que ella a oído que a una chica vecina suya el sacerdote le dijo que podía recibir la comunión sin confesarse , que porque entonces hay sacerdotes que no confiesan individual si no colectiva mente y absuelven a varias personas de una sola sin escucharlos y que tambien que muchos de los sacerdotes hablan una cosa y hacen otra son homosexuales y que un chico que fue al seminario y se salio y dijo que lo que se ve alla es muy dierente a lo que se dice que uno purga las culpas aca con una enfermedad y sufrimiento aca entonces que ella se confiesa directamente con Dios. Que le puedo decir pcomo le hago entender que eso es un error? Gracias por su respuesta

Submitted by: Angela Paz 07/05/2020

Hola Angela. A quien hay que oir es a la Iglesia y no a ” una chica vecina”, esa “una chica vecina” no la puso Jesus para salvar las almas, Jesus puso a la Iglesia y nadie mas. Esta Iglesia dice: – 1422 “Los que se acercan al sacramento de la penitencia obtienen de la misericordia de Dios el perdón de los pecados cometidos contra El y, al mismo tiempo, se reconcilian con la Iglesia, a la que ofendieron con sus pecados. Ella les mueve a conversión con su amor, su ejemplo y sus oraciones” (LG 11). -1440 El pecado es, ante todo, ofensa a Dios, ruptura de la comunión con Él. Al mismo tiempo, atenta contra la comunión con la Iglesia. Por eso la conversión implica a la vez el perdón de Dios y la reconciliación con la Iglesia, que es lo que expresa y realiza litúrgicamente el sacramento de la Penitencia y de la Reconciliación (cf LG 11). Sólo Dios perdona el pecado – 1441 Sólo Dios perdona los pecados (cf Mc 2,7). Porque Jesús es el Hijo de Dios, dice de sí mismo: “El Hijo del hombre tiene poder de perdonar los pecados en la tierra” (Mc 2,10) y ejerce ese poder divino: “Tus pecados están perdonados” (Mc 2,5; Lc 7,48). Más aún, en virtud de su autoridad divina, Jesús confiere este poder a los hombres (cf Jn 20,21-23) para que lo ejerzan en su nombre. – 1445 Las palabras atar y desatar significan: aquel a quien excluyáis de vuestra comunión, será excluido de la comunión con Dios; aquel a quien que recibáis de nuevo en vuestra comunión, Dios lo acogerá también en la suya. La reconciliación con la Iglesia es inseparable de la reconciliación con Dios. – 1456 La confesión de los pecados hecha al sacerdote constituye una parte esencial del sacramento de la Penitencia: “En la confesión, los penitentes deben enumerar todos los pecados mortales de que tienen conciencia tras haberse examinado seriamente, incluso si estos pecados son muy secretos y si han sido cometidos solamente contra los dos últimos mandamientos del Decálogo (cf Ex 20,17; Mt 5,28), pues, a veces, estos pecados hieren más gravemente el alma y son más peligrosos que los que han sido cometidos a la vista de todos” (Concilio de Trento: DS 1680): – 1461 Puesto que Cristo confió a sus Apóstoles el ministerio de la reconciliación (cf Jn 20,23; 2 Co 5,18), los obispos, sus sucesores, y los presbíteros, colaboradores de los obispos, continúan ejerciendo este ministerio. En efecto, los obispos y los presbíteros, en virtud del sacramento del Orden, tienen el poder de perdonar todos los pecados “en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo”. La Confesion colectiva esta TOTALMENTE PROHIBIDA, solo se puede ejercer cuando hay peligro muy grande y no hay suficientes sacerdotes a Confesar, de lo contrario NO tiene valor ninguno. Asi lo dice el Derecho Canonico (La Ley de la Iglesia): ” 960 La confesión individual e íntegra y la absolución constituyen el único modo ordinario con el que un fiel consciente de que está en pecado grave se reconcilia con Dios y con la Iglesia; sólo la imposibilidad física o moral excusa de esa confesión, en cuyo caso la reconciliación se puede tener también por otros medios. 961 § 1. No puede darse la absolución a varios penitentes a la vez sin previa confesión individual y con carácter general a no ser que: 1 amenace un peligro de muerte, y el sacerdote o los sacerdotes no tengan tiempo para oír la confesión de cada penitente; 962 § 1. Para que un fiel reciba válidamente la absolución sacramental dada a varios a la vez, se requiere no sólo que esté debidamente dispuesto, sino que se proponga a la vez hacer en su debido tiempo confesión individual de todos los pecados graves que en las presentes circunstancias no ha podido confesar de ese modo. Lo del chico homosexual y el seminario ni lo toco, eso es lo de siempre, las mentiras del fracasado que le hecha al otro la culpa de su mediocridad. Esto es lo que cree la Iglesia y el catolico que no lo sigue se queda fuera de ella.Dicelo a tu tia. Bendiciones+

A %d blogueros les gusta esto: