Jesús o Yeshúa

Hola Frank. He estado conversando con un amigo que tiene su fe basada en lo que el llama raíces hebreas, la cual me comenta se apoya mucho en el contexto y cultura hebrea para interpretar la escritura. No he tenido problemas para detectar los errores en su doctrina, pero algo que me dejó duda es que menciona que la manera correcta de referirnos a Cristo debe ser Yeshua y no Jesús como lo hacemos en la Iglesia Católica, porque argumenta que los nombres propios no se traducen y al modificar el nombre de una persona, en este caso el de Dios, estamos distorsionando totalmente la significación, esencia e incluso a la persona misma. Quería saber que tanta razón tiene en este punto o porqué nosotros podemos llamarlo confiadamente en nuestro idioma sabiendo que nos referimos a Él y que nos escucha. Bendiciones.

Submitted by: Iván Oñate 09/01/2020

Hola Ivan. Esas son personas sin conocimientos profundos de Dios que se dejan llevar por modas “religiosas” y son tan pedantes como sus supuestos antecesores “fariseos”. Aparentemente ese amigo “Hebreo” no ha leido la Carta a los Galatas donde San Pablo dice que esa Alianza se acabo: 5 “1 Esta es la libertad que nos ha dado Cristo. Manténganse firmes para no caer de nuevo bajo el yugo de la esclavitud. 2 Yo mismo, Pablo, les digo: si ustedes se hacen circuncidar, Cristo no les servirá de nada. 3 Les vuelvo a insistir: todos los que se circuncidan, están obligados a observar íntegramente la Ley. 4 Si ustedes buscan la justicia por medio de la Ley, han roto con Cristo y quedan fuera del dominio de la gracia. 5 Porque a nosotros, el Espíritu nos hace esperar por la fe los bienes de la justicia. 6 En efecto, en Cristo Jesús, ya no cuenta la circuncisión ni la incircuncisión, sino la fe que obra por medio del amor.7 ¡Ustedes andaban tan bien! ¿Quién les impidió mantenerse fieles a la verdad? 8 ¡No habrá sido a instancias de aquel que los llama! 9 «Un poco de levadura hace fermentar toda la masa». 10 Yo espero en el Señor que ustedes no cambiarán de parecer. En cuanto a aquel que los está perturbando, será castigado, sea quien sea. 11 Hermanos, si yo predicara todavía la circuncisión, no me perseguirían. ¡Pero entonces, habría terminado el escándalo de la cruz! 12 En cuanto a los agitadores, ojalá que llegaran hasta la mutilación total. Y tambien: “21 Ustedes que quieren someterse a la Ley, díganme: ¿No entienden lo que dice la Ley? 22 Porque está escrito que Abraham tuvo dos hijos: uno de su esclava y otro de su mujer, que era libre. 23 El hijo de la esclava nació según la carne; en cambio, el hijo de la mujer libre, nació en virtud de la promesa. 24 Hay en todo esto un simbolismo: estas dos mujeres representan las dos Alianzas. La primera Alianza, la del monte Sinaí, que engendró un pueblo para la esclavitud, está representada por Agar, 25 porque el monte Sinaí está en Arabia, y corresponde a la Jerusalén actual, ya que ella con sus hijos viven en la esclavitud. 26 Pero hay otra Jerusalén, la celestial, que es libre, y ella es nuestra madre. 27 Porque dice la Escritura: ¡Alégrate, tú que eres estéril y no das a luz; prorrumpe en gritos de alegría, tú que no conoces los dolores del parto! Porque serán más numerosos los hijos de la mujer abandonada que los hijos de la que tiene marido. 28 Nosotros, hermanos, somos como Isaac, hijos de la promesa. 29 Y así como entonces el hijo nacido según la carne perseguía al hijo nacido por obra del Espíritu, así también sucede ahora. 30 Pero dice la Escritura: Echa a la esclava y a su hijo, porque el hijo de la esclava no va a compartir la herencia con el hijo de la mujer libre. 31 Por lo tanto, hermanos, no somos hijos de una esclava, sino de la mujer libre.” Galatas 4 Y: ” 10 En efecto, todos los que confían en las obras de la Ley están bajo una maldición, porque dice la Escritura: Maldito sea el que no cumple fielmente todo lo que está escrito en el libro de la Ley. 11 Es evidente que delante de Dios nadie es justificado por la Ley, ya que el justo vivirá por la fe. 12 La Ley no depende de la fe, antes bien, el que observa sus preceptos vivirá por ellos. 13 Cristo nos liberó de esta maldición de la Ley, haciéndose él mismo maldición por nosotros, porque también está escrito: Maldito el que está colgado en el patíbulo. 14 Y esto, para que la bendición de Abraham alcanzara a todos los paganos en Cristo Jesús, y nosotros recibiéramos por la fe el Espíritu prometido.” Galatas 3 Asi que dile que se deje de andar como un niño de dos años y crezca y sea un adulto en la Fe. Y para colmo tendra de judio lo que yo de coreano. Bendiciones+

A %d blogueros les gusta esto: