Donde esta el “enemigo”?

Cesar

10/11/21

Buen dia,
 
En 2Pedro 2:4 menciona que los demonios fueron encerrados en el infierno y en APO 12:9 dice que satanas y sus angeles fueron arrojados a la tierra.
 
Entonces satanas y sus demonios estan actualmente en el infierno y pueden moverse a la tierra y tentar a la gente y luego regresar de nuevo al infierno o algunos demonios estan permanentemente en la tierra y otros permanentemente en el infierno?
 
Pregunto tambien porque en visiones del infierno de Santa Faustina dice haber visto a satanás ahi y padre pio vio a satanás en la tierra.
 
2Pe 2:4
“En efecto, Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que los precipitó en el infierno y los encerró en cavernas tenebrosas, manteniéndolos allí hasta el día del juicio.”


Apo 12:9
“El dragón grande, la antigua serpiente, conocida como el Demonio o Satanás, fue expulsado; el seductor del mundo entero fue arrojado a la tierra y sus ángeles con él.”


Gracias por su respuesta

Hola Cesar. Muchas veces tenemos que mirar entre lo escrito en el NT la forma de hablar de la epoca y el tema especifico de que se habla. San Pedro habla mas claro en otras de sus cartas.

satanás es espiritu y tiene una forma de operar tal su naturaleza, asi vemos que esta en el infierno y tambien anda por la tierra, buscando tentar a la gente al pecado y, por ende, separarlos de Dios. 1 Pedro 5,8 dice, “Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar”. En Juan 14:30, Jesús llamó a Satanás “el príncipe de este mundo”, y el apóstol Pablo se refirió a él como “el príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia” (Efesios 2,2). Satanás no vive en el infierno; él vive y trabaja en la tierra y sobrevolando en los cielos.

Satanás es el “padre de la mentira” (Juan 8,44), que influencia y gobierna el mundo ahora mismo. Satanás quiere la adoración (Mateo 4,9), y utiliza el engaño y las distracciones para llamar la atención del hombre hacia sí mismo. El mundo adora a Satanás de una u otra forma, con excepción de los que son del reino de Dios y que, por lo tanto, están llamados a salir de los engaños del diablo. Si una persona no es un hijo de Dios, por defecto es un hijo de Satanás (ver Juan 8,44; Hechos 13,10). 1 Juan 3,10 nos dice cómo distinguir entre los dos: “En esto se manifiestan los hijos de Dios, y los hijos del diablo: todo aquel que no hace justicia, y que no ama a su hermano, no es de Dios”. Santiago 4,4 explica que el que es amigo del mundo, es enemigo de Dios. Bendiciones+

A %d blogueros les gusta esto: